Dale al ME GUSTA para recibir los noticias

miércoles, 4 de diciembre de 2013


Fuimos lejanos y nos fuimos acercando, todo empezó por casualidad y con el tiempo nos empezamos a conocer, cada uno con su vida, tan distantes. Pasaba el tiempo y nos hicimos íntimos, tu me contabas tus cosas y yo ponía el oído, noche a noche y día a día. Yo te conté mis penas y vos las tuyas, y aprendimos a querernos poco a poco. La vida te dio golpes y yo trate de darte soluciones, escucharte, mientras otros te lastimaron y vos misma te lastimabas. Yo desde tan lejos trataba de consolarte. Mis palabras eran apenas suficientes, pero mientras mas pasaba el tiempo nos íbamos enamorando. También surgieron nuestras peleas fuertes y livianas, el tiempo y la distancia nos hacían sensibles y todo se volvió una relación a base de necesidad de amor. Vos me necesitabas y yo a vos también. Sufrimos tanto por tanto tiempo, nos sentíamos impotentes, incapaces de llegar a algo, por lo distante que nos sentíamos a pesar de lo apegados que eramos. Al principio todo parecía una fantasía, como si todo fuese un sueño, un proyecto a futuro pero nos fuimos dando cuenta que todo era muy difícil, era casi imposible por como era todo. La vida nos fue dando opciones, gente que se cruzo, que nos distraía de lo nuestro y nos facilitaba vivir, personas que fueron perfectas en un principio pero se terminaban desenmascarando. La vida nos dio grandes golpes, nos dio ganas de morir, de llorar y de lastimarnos, con el tiempo nos dimos cuenta que hubiese sido mejor no conocernos, para mi la sensación mas horrible. Que ese día que por casualidad nos cruzamos, nunca hubiese sucedido. Me sentí solo, engañado, lastimado. Lo que mas me dolía es que llegue a pensar que no te importaba, que ya no me querías, que nunca me quisiste, que nunca íbamos a llegar a nada, que solo te serví para hacerte daño. A mi me dolía saber que estabas mal, cuando la vida te lastimaba, cuando alguien jugaba contigo. Me sentí tan mal por no poder detenerlo, que solo podía observar desde lejos y poner el oído. Hubo tiempos en los que vos te distanciaste de mi y que yo me distancie de vos, y me di cuenta de lo tanto que te necesitaba, que no podía vivir sin ti. Hubo momentos que pensé que todo se había terminado y en ese momento perdí toda fuerza que alguna vez tuve, viví por días mucha tristeza y mi cabeza explotaba. Mucho tiempo pensé que mi solución era olvidarte y que el tiempo ayudaría. No me podía olvidar de vos, hablaba de ti cuando se me presentaba la oportunidad, de la nada pensaba en ti, y muchísimas cosas me hacían recordarte. Alguien quiso quererme pero estabas tan presente en mi, que nunca le di oportunidad de llegar a mi. Hoy me olvidaste, ya no me necesitas, ya superaste la etapa y que yo no puedo dejar de pensar en vos. Me has lastimado mucho y ya no te importa. La idea me mata, todos los días me dan ganas de llorar y nadie puede ayudarme. Necesito saber como estas y quien esta contigo. Aveces pienso que tu misma te haces daño y que aveces tomas malas decisiones y vas por malos caminos, quisiera solucionar tu vida pero no puedo. Hoy en día quiero aclarar mi mente, pero tu no estas y se me hace difícil, ignoras el pasado y yo vivo del pasado, pienso que nunca vas a saber lo que realmente que pienso y eso me duele. No se si no nuestro pudo haber funcionado, pero no quiero que termine así la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario