Dale al ME GUSTA para recibir los noticias

jueves, 29 de abril de 2010

A veces uno no tiene que tener conciencia de lo que uno es hoy en día, porque todo el tiempo cambiamos nuestra mentalidad, estado de animo y apariencia. Día a día nuevas formas de pensar se nos abren. Lo que antes parecía sin sentido uno lo llega a entender y cosas que antes parecían la realidad cambian y para ti ya no significan nada. Uno crece todo el tiempo así que no importa el hoy, no vale la pena desperdiciarlo en tristeza ya que en fin todo se arregla. El ayer no se cambia, ya paso y no hay que vivir en lamentos, hay que pensar en un futuro mejor. Solo hay que luchar para ser feliz y no dejar que nadie o nada te lo impida. Los demás no son nadie si uno es fuerte, el principal enemigo de uno es uno mismo. Si logras superar tus malos pensamientos ya estarás cerca de llegar a la alegría. Podrá tardar tiempo y ese tiempo te costara dolor, pero es algo que hay que vivirlo, uno tiene que sentir.

1 comentario: